Este material contiene una serie de pistas, criterios y desafíos que pueden constituir un aporte en la reflexión para la organización de la iniciativa continental, apostando a construir compromisos comunes.

Nos guían fuerzas en tensión; por un lado, la necesidad de respetar los tiempos de las construcciones comunitarias, que no deben pretender apurar los ritmos de la maduración de las prácticas y los conceptos colectivos, desplegados en la heterogeneidad de nuestras realidades y la multiplicidad de nuestras identidades; por el otro, la conciencia de que Latinoamérica atraviesa un profundo debate acerca de su modelo de desarrollo y de democracia, en una crisis con cuenta regresiva que pone en riesgo cotidianamente la ecología planetaria y la calidad de la vida de millones de personas, interpelando a nuestra capacidad de respuesta solidaria y organizada en dirección a otra realidad posible.