Un camino por nuestra Abya Yala
Un recorrido por nuestro continente



La Cultura Viva Comunitaria se trata de la recuperación histórica de una vocación continental, una caravana que ha comenzado hace más de quinientos años cuando sufrimos la agresión de los ejércitos imperiales. Desde entonces, nuestras culturas vivas comunitarias recomenzaron un camino hacia un práctica colectiva, basada en la paz, la solidaridad, la cooperación. Acciones no sólo de resistencia, sino de construcción de una nueva sociabilidad.

Redes y movimientos de arte, cultura y comunicación se han ido entrelazando con movimientos políticos, sindicales, sociales, de pueblos originarios, ambientales. La cultura viva comunitaria ha estado presente en todos los procesos de transformación social.

En los últimos 20 años comenzó a darse un nuevo proceso de reconocimiento entre experiencias de la cultura viva comunitaria, a encontrarse en ámbitos de construcción colectiva, como las distintas ediciones del Foro Social Mundial. Los movimientos sociales comenzaron a pensar que otro mundo es posible, a imaginarlo y a intentar plasmarlo. Se fortalecían las redes de teatro comunitario, de murgas, de afrodescendientes, de culturas originarias, de arte callejero, de activistas de medios digitales, ambientales, entre otros.

Este movimiento fue cobrando cada vez mayor visibilidad en los territorios y construyendo sus herramientas políticas e institucionales: ordenanzas, leyes y programas de Gobierno se conjugaban con festivales, caravanas, encuentros y foros.

En cada país se empezaron a conformar redes de promoción de la Cultura Viva Comunitaria, que organicen los territorios y promuevan políticas públicas. Nació así la Plataforma Puente Cultura Viva Comunitaria, un espacio de formación y articulación entre organizaciones y redes. Comenzaron acciones continentales, como la Semana de la Cultura Viva Comunitaria, la producción de documentos, la comunicación en red y finalmente en el año 2013 en La Paz, Bolivia, se realizó el Primer Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria “Cultura, Descolonización y Buen Vivir”, afirmando el camino que la cultura viva comunitaria estaba transitando. Posteriormente, los siguientes congresos fueron convocados bajo el lema “Convivencia para el Bien Común” (El Salvador, 2015) y “Ser Comunitario” (Ecuador, 2017).

El IV Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria se realizará en 2019 en Argentina con la consigna “Territorios para el Buen Vivir” y constituye un paso más en este camino continental que se consolidó allí en Bolivia.

El Movimiento Latinoamericano por la Cultura Viva Comunitaria en la actualidad exhibe activos procesos en Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, El Salvador, Ecuador, Nicaragua, Honduras, Guatemala, Colombia, Venezuela, Cuba, Panamá, México, Costa Rica, Bélice y Argentina, articulando no sólo a organizaciones territoriales y comunitarias, sino a instancias académicas e institucionales en lo relativo a políticas públicas estatales locales y regionales.